Siete
(Rubén Dario Cadena Franco/ Cali, Colombia)

Ostentas el guarismo mágico por excelencia
eres la cifra de las felices siete notas musicales
tus contiendas tan ricas navegan los siete mares
yo, escarabajo mítico merodeo tus recónditos
siempre te beso cuando dan las siete y salgo
te doy feliz un largo beso arriba luego abajo.

Penetraré sutil los siete orificios de tu cabeza
uno por cada mujer cinética que has sido
te acompañan seres angelicales, planetarios
son siete como los días que espera la semana.

Las siete musas te inspiran alegorías
entonces no hay quién se mueva como tú
sobre ti siento contento las siete vidas del gato
sé que te gustan los romances en los remansos.
Todos tus deseos son ordenes que atento acato
las siete llamas de mi candelabro alumbran
caminos hay desde tu ombligo magnético hasta ti
son la chispa que da fuego a mi locuaz frenesí.

Los siete espíritus de Dios
me inspiran nuevas formas
de introducirlo en tu ternura.

Rubén Dario Cadena Franco
POEMAS DESNUDOS
Derechos Reservados de Autor.
Cali – Colombia – Suramérica.

Ocho
(Rubén Dario Cadena Franco/ Cali, Colombia)

Te acuestas en la Tierra cuan infinita eres
extasiado contemplo en ti la Vía Láctea
entre tu ocho íntimo te comportas íntegra
boreal y despojada de toda prevención.

Eres la expresión del poder, ejerces el control
asumes toda clase de gestiones lúcidas
te caracteriza tu capacidad al dominio
electrizas todo cuanto se te acerque.

Son dos mundos o esferas las que te componen
reloj de arena sobre tiempos inmemorables
arriba tu dicha, abajo tu goce
ejecutiva de mis cargos púbicos
trabajas para los Estados soñados
donde entres y salgas sin temores.
Atiende tu oferta de caricias, se ejecutiva
el pragmatismos es tu talón, aquí les pongo mi pie
los llevará al extremo de no hallar escrúpulo
en las camas frías ni en los bares lúgubres
lúpulo bebes sin freno nena, ya raya el alba.

Rubén Dario Cadena Franco
POEMAS DESNUDOS
Derechos Reservados de Autor
Cali – Colombia – Suramérica.

Tierra
(Rubén Dario Cadena Franco/ Cali, Colombia)

Me agrada meter manos en la Tierra y en ti
hundiré mi azada dorada en surcos fértiles,
en tu valle sembrado de amapolas fucsia
anuncia la llegada con todos mis bríos
tu cerro dorado al tanto todo lo vigila.

Es tan frondosa tu capa, toda raíz acepta
siembra de vida que retoña en tu arco de luz.
Humeas y hueles a brotes, rehaces el espectro
no frotes tu bello muslo en el pórtico hazlo en mi.

La semilla se deleita al germinar y tú al caminar
lo verde te saluda y muestra todos los colores
los olores te llevan a mi mojón que espera.

Sobre ti estoy siempre vivo
crecen las plantas frondosas
tus jugos animan la célula vital
crece y florece vigorosa tu clorofila
afila mi decisión de subir a ti glorioso.

Fuego soy y lo seré por siempre..
tú, mi hada, eres éter sublimado
estoy al lado de todas tus fallas
con agallas antepongo mi vida
empujo sin tregua y decidido.

Cuando te cuelgan los frutos
tu cosecha es abundante
ante esto no paro, sigo
contigo es bello todo
arruinarlo ni modo
pecaría quien sea.
Madre te protejo
dejo mi ser en ti
si riego tus eras
con mi frenesí.

Rubén Dario Cadena Franco
POEMAS DESNUDOS
Derechos Reservados de Autor.
Cali – Colombia – Suramérica.

Aire
(Rubén Dario Cadena Franco/ Cali, Colombia)

Tienes mucha movilidad
eres lo más liviano posible
serpenteas sobre mí de mañanitas
todo fresco, dedicado al aire y libres.

Tu movimiento genera el viento
de tu roce del todo con la nada
surgimos airosos y benévolos
aire que transportas la vida
bulle, aumenta mis ganas.

Voy y vengo a tus sacras profundidades
salgo en busca del aire vivificante
renovando tus entrañas me ocupo.
Supo el elemento que eres importante
si no te mueves como sabes todo aquí termina.

Atemperas mis instancias púberes
no pares nunca sagaz viento remolino
con donaire recibo siempre tu circundar
si nos abrimos más, el aire ha de penetrar
refrescará esa cueva encantada de mis sueños
somos los dueños de placeres que todo vivifican.

Rubén Dario Cadena Franco
POEMAS DESNUDOS
Derechos Reservados de Autor.
Cali – Colombia – Suramérica.

Cir-culo
(Rubén Dario Cadena Franco/ Cali, Colombia)

Tus circunferencias te hacen tan interesante
encierras muchos misterios, mitos y leyendas
te circundan en total ubérrimas soluciones
por ti personajes ancestrales se han peleado
contienes el todo en tu epicentro crespo.

En ti caben todas las figuras
desde el triángulo a los polígonos
aprietan al cuadrado que aprisionas
tu dicha expones en colores multiformes
los iconos felices se definieron todos hacia ti
y conozco los conos de tus internas formas mías.

Son pirámides las que de tu pecho brotan
corrige mi torpe posición por la tangente
mi número Pi las predijo… ahí secante.
Me atañen los grados exactos de tu ángulo
mayor es el que remojo sediento con mi lengua
aparentas no querer pero abres todo tu compás.

Tus líneas curvas femeninas voraces atisban
se encuentran con las mías rectas, erectas
unión elemental y equilibrada que genera
oh delirio, el mejor de los orgasmos.

Rubén Dario Cadena Franco
POEMAS DESNUDOS
Derechos Reservados de Autor.
Cali – Colombia – Suramérica.

Poca ropa
(Rubén Dario Cadena Franco/ Cali, Colombia)

En nuestro hogar para dos
te doy todo gusto, lo sabes:
poca ropa en derredor
mueves desnuda tu pureza
la casa es un recinto de amor.

Lo que haces en el día
me agrada, me enloqueces
haces juego con mis gustos
te deseo siempre…en todo rincón.

Me gustan tus bullas en éxtasis
a tu lado los días son festivos
tu sonrisa feliz, tu diáfana mirada
espantan tristezas, atraen alegrías.

Cuando ardes tu llama avisa
entro en ti, hago mi oficio sagrado
al ritmo del oso atizo tu calor fatuo
con otro beso, con otro abrazo.
Te llevo a mundos donde solo hay gozo
allá… a lo lejos, horizontales…lúdicos.

Nadie irrumpe ante la entrega mutua
vivimos del idilio, existimos del amor.
Así la vida es un festín a toda voz
poca ropa, tu esplendor y yo.

Rubén Dario Cadena Franco
POEMAS DESNUDOS
Derechos Reservados de Autor.
Cali – Colombia – Suramérica.

Danza
(Rubén Dario Cadena Franco/ Cali, Colombia)

1
Con fuego y arena
sé formar las rocas.
Tú, altiva, con flechas
danzas para que llueva
afuera todo reseco muere
continúa con aquel ritmo timón
las nubes se están formando como tú
llegamos soñado éxtasis entre gemidos.

2
Los truenos y el raudo viento avisaron
nuestros cuerpos extendidos quedaron
llovió tanto esa tarde adentro y afuera
agua bebiste tierra, yo, jalea real lamí
de tus pistilos tan atentos a mi frenesí.
Mengua la dicha a tantas madrugadas
cuando nos desbordamos en sólo gritos.

Rubén Dario Cadena Franco
POEMAS DESNUDOS
® Derechos de Autor Reservados.
Cali – Colombia – Suramérica.

Rocío
(Rubén Dario Cadena Franco/ Cali, Colombia)

Madrugas a crepitar con lo verde
eres rocío de la aurora.
Caminas acariciando La Tierra
tus pies atlantes de cristal…
descalzos sustentan tus encantos.
Te acentúas esplendida…
mi deseo excita el tuyo.
Boreal y en despliegue
asiendo tus manos atrás
dejas ver tu suave espalda.
Cambian mis facciones.
Inhalo el vaho vivificante
siento al universo por tu olor:
asumo el efecto de tu sumo.
Vuelves a mis típicos tópicos erectos
dulce luz de todos mis instantes.
Disfruto verte reír, llegas airosa
recorro mi hondonal sin cuido…
las líneas llegan donde voy.
Tu ingle no sabe Inglés
habla ondulaciones
quiere sentir más
viva se contrae
me atrae.

Rubén Dario Cadena Franco
POEMAS DESNUDOS
® Derechos de Autor Reservados.
Cali – Colombia – Suramérica.

Viernes
(Rubén Dario Cadena Franco/ Cali, Colombia)

Ven Venus veneramos vuestro viernes
saldremos maquillados de pies a cabezas
Afrodita al centro oliendo a deseo.

Tú, segunda esfera ante el padre
sola en la inmensidad eres hermana
los viernes acicalas más tu hermosura.
Sales a festejar el encuentro con los astros
amante cómplice en los universos lúbricos.

Tu orbitar perfecto te hace espécimen.
Qué caliente eres, tan fogosa al caminar
en las artes amatorias resaltas por exacta
mueves ritmos siderales al compás del Sol.

Roma entera te cantó máxima diosa
con los Mayas estás en calendarios
bajo mis sábanas absorta permaneces
disfrutamos el adviento de tu viento.

Lo ciclos de Venus marcan amor
belleza te colma en tierras y mares
la fertilidad es tuya florece tu vientre
la fuente de mi arroyo baja en tu búsqueda
abres tu ser y entro con guirnaldas y amapolas
penetro con alborozo los arreboles de infinito gozo.

Dorada eres, espera manzana que te llame el Sol
vete ante él altiva, lleva afilada tu eterna discordia.
Soberana soberbia que escoges los hombres a tu agrado
dejas en ellos para siempre tu olor y tus huellas indelebles:
en tus arrebatos furtivos con Marte engendraste a Cupido.
He sido tu fiel edecán, me desvela tu fugaz movimiento.
Sé que los artistas te hacen bellos poemas y esculturas
desnuda te representan todos: con ropa no conjugas.

Protectora rocosa de emperadores
con alta presión atraes pasión de todos
tu símbolo esférico y cruz define a la mujer
sin ropa la gente te venera, diosa liviana.
Permites a tus amantes que te vean
algunos viernes exhibes tus encantos.
Lucero del Alba que evocas el beso amatorio matutino
en la madrugada eres más febril y apasionada.

Imagen de culto has sido para el hombre
Venus Afrodita los viernes te exaltas
cruel en la cama o en la pradera
para mala escoges las nubes
viene la oscura tormenta
con gemidos de deseo.

Rubén Dario Cadena Franco
POEMAS DESNUDOS
® Derechos de Autor Reservados.
Cali – Colombia – Suramérica.

Siluetas
(Rubén Dario Cadena Franco/ Cali, Colombia)

Te conozco tanto, podría dibujarte a oscuras
mi lengua ha recorrido todas tus siluetas
también lo ha hecho dichoso un lápiz
sobre el papel blanco, inmaculado.
He logrado bellas imágenes tuyas
aerosol es tu prisma pleno de luz
siempre nos unimos tan intensos.
Embadurno tus onduladas superficies
canto a la vida por el arte que encarnas
amémonos olvidados del caníbal mundo
los poros y esporas se buscan al copular.
Gemimos sobre tus pétalos purpura
lamemos la última gota de luz
asumimos la locura del gozo.
Apretamos tanto los pubis
las lenguas se traban
corazones palpitan
a un sólo son.
Pueden tus manos
hacer de mí lo que quieras
dejaremos atrás malos recuerdos y quimeras.

Rubén Dario Cadena Franco
POEMAS DESNUDOS
® Derechos de Autor Reservados.
Cali – Colombia – Suramérica.

Fragancia
(Rubén Dario Cadena Franco/ Cali, Colombia)

Tus senos voluptuosos colman mis labios
ido en los placeres los lamo con ahinco
no existen los frenos entre nosotros
mis manos acarician tus encantos.

Deseo tus impulsos de mujer
corroboran cuanto me agradas.
Tu cabello reposa sobre el suelo
ahí suelta tu encantador perfume
tu sagrada fragancia de fresco alelí.

Combinas con todas las gracias
cuando te entregas y das tu frenesí.
Los pájaros alebrestados cantan sinceros
ellos o ellas se hacen arriba, así pasan el día
el pavo real asiste con su gran plumaje extendido
confía, él sólo nos hará un agradable y exótico cumplido.
Llama a tus amigas hadas, hagamos festín: tú entre almohadas.

Rubén Dario Cadena Franco
POEMAS DESNUDOS
® Derechos de Autor Reservados.
Cali – Colombia – Suramérica.
La GEOMETRÍA de los FONEMAS.

Juntos
(Rubén Dario Cadena Franco/ Cali, Colombia)

Agradables y fructíferos son los días juntos.
Otorgamos a las madrugadas mil abrazos
abres tus alas, mis brazos sí te buscan
recibimos el que nunca faltará
beso miel, siempre añorado
me das luces a tu lado
feliz soy contigo
mi crisálida
en flor.

Roza tu piel mi mano sobre tu piyama suave
excito todo todos los días, eres mi dicha
¿Quién no lo haría?
Siempre mis dedos prueban antes
detectan olores, tañen campanas
abren tus piernas y las flores
¿Quién lo diría?
Entro glorioso a tu caverna encantada
allí me tienes arrullado con tu vaivén al Sur,
me acoges feliz día a día en tu radiante nave.

Sin tocar el suelo nos tocamos todo
amasamos flores, delicioso néctar siempre dan.
Momentos matutinos gloriosos ofrendamos
húmedos gozamos piel a piel.
Los pájaros afuera trinan lo que ven
mi braza ardiente se apaga
en tu lago dorado
dos en uno
somos.

Tus perfumes vívidos
fiel los absorbo
vaho tuyo son
calmo así
mi sed
sí.

Rubén Dario Cadena Franco
POEMAS DESNUDOS
® Derechos de Autor Reservados.
Cali – Colombia – Suramérica.

Oleajes en el cielo
(Fabián Irusta/ Villa Maza, Argentina)

Se piensan lentamente,
al unísono y bajo la noche que destella su paisaje pianísimo.

Allí…
Bajo las auroras románticas
y al mismo instante desnudo en salto ángel,
donde el sentir perpetuo se luce como libélulas en su aleteo.

Pues ella…
Es capaz de sostener su aliento
sobre el aire al que vuela. Por esas cuestiones lúdicas,
abre sus brazos al cielo, simulando alas del amor.

Él…
Se convierte en brisas ligeras
para naufragar en su cuerpo latiendo
más allá de la intensidad del tiempo que parece infinito
y sobre el oleaje del cielo.

Y se nombran,
y se protegen y se cuidan;
rozándose.

Piel a piel
hasta alcanzar las orillas que se dejan penetrar
como agua en cantidad laguna.

Y dibujan al paisaje artesanal,
los trazos curvos entre las penumbras y la luna que soma.

Y se hacen a la transparencia de mil primaveras
sobre la lubricidad glorificada.

Pétalos de tu viento
(Fabián Irusta/ Villa Maza, Argentina)

Deja que te cuente…

De los matices que hay por las noches,
entre los claroscuros noctámbulos y la inocencia del alma,
que parecen resplandecerse a las sinfonías infinitas.

Melodías
que se impregnan en la piel desnuda
y sobre el manto sedoso que abriga los pesares del ayer.

Pero es la ansiedad latente,
la que naufraga sobre los espejos de los ojos.
Los mismos que evocan los sentires, para conquistar
lo inconquistable.

Pues allí estás…
Inmerso en latitudes diferentes.

Intentando inhalar,
los peldaños de corta duración, al momento exacto,
en que te vas transformando en pétalos del viento.

O en latidos parpadeantes,
desde la intensidad interior, en períodos extraños.

De ser y no ser,
de existir y poder deambular, de irradiar sensaciones
sobre los oleajes del tiempo.

Aquellos…
Que trastocan las raíces de tu adentro
para seguir viviendo.

Pocos versos sobre el silencio
(Fabián Irusta/ Villa Maza, Argentina)

Danza tejida en pocos versos
y sobre el silencio, que cuecen las miradas al tiempo quimérico.

Lugar donde la noche
juega entre los cuerpos desvestidos y sobre los labios entreabiertos
cuales románticos y frágiles, saben de néctares.

Gozosa ilusión
que busca entre las penumbras, un poco de locura,
o de pasión novelera, que nivela el canturreo atrevido
desde el alma.

Y a partir de ese itinerario…
Inagotables manantiales se recuestan sobre la luna asomando
cuales luces dibujadas al aire, domeñan sus sombras.

Elemental imagen
para comprender el amor a contra luz…

Y en bocetos de amantes;
controlan sus pensamientos saciados de creatividad
al natural humano.

Rarezas, por así decirlo
(Fabián Irusta/ Villa Maza, Argentina)

Has llegado para quedarte;
desvistiéndote al oído y al sonar de auroras en tu ritual sereno…

Y te expones
bajo aires purificados entre sogas e instantes
para serlo todo.
Y percibes la impresión
de estar impregnado en el hastió que bosqueja
tu sensibilidad.

Impresionabilidad al desnudo
bajo penumbras y umbrales silenciosos cuales nostalgias
dejan ver la transición.

Metamorfosis que gime en tiempo y espacio…

Y observas el delirio de los alrededores
al punto luz
que delinean las formas de tus manías.
Y las manos
trazan hebras desde las aristas mundanas
al leve susurro de la piel.

Hálito suave
que se embelesa ante los perfiles de noche.

Y sobrevives al arte
labrando auroras solitarias detrás de tu confín.
Y te refugias somnoliento
a orillas del alma donde hilvanas la historia
que se baña de lunas.

Sensaciones que caben entre los labios
(Fabián Irusta/ Villa Maza, Argentina)

Es tu sabia decisión.

La de volver montado entre lunas viajeras,
mientras exhalas los vahos
de acuarela
y vida.

Allí…
Donde ilusionas a tiempo completo
y experimentas sensaciones que caben entre los labios,
hasta que descienden como aromas de nardos
por tu piel sintiendo.

Pues pareces vagar por la mismísima sensatez.

Y al mismo instante,
te haces parte del tiempo que equidista
cuando el ocaso deja de iluminarte.

Hasta dejarte renacer, al vuelo eterno.

Semidesnudo.

Y bosquejando la beldad de las intensiones,
desde las entrañas, que van pariendo las formas continuas
hasta conjurar tus silencios.

Sobre las sombras
(Fabián Irusta/ Argentina)

Te
veo
danzar
al
aire.

Cuando cae la noche
sobre el manifiesto de tu mansedumbre.

O
sobre
la
imagen
que se multiplica a los ojos
en
cada
instante
continuo.

Fíjate
que de ese modo,
puedes conquistar el universo
tantas veces quieras.

Porque al arte de tu arte,
le sigue el esfuerzo de las sutiles piruetas
en frágiles tonalidades.

En fin.
Son solo delirios del alma…

Que
se
complementan
y se amalgaman a los instantes
entre
silencios
y
suspiros.

Ya es ayer
(Fabián Irusta/ Villa Maza, Argentina)

Cuando suma el silencio
entre los aleteos de las mariposas y los efluvios corporales.

Semejante
a las costumbres de los sueños
cuales acogedores simplifican las esencias de la vida.

Aquellas,
que con el tiempo se dormitan en el ayer.

Y siendo más de dos,
imprimen los suspiros multitudinarios
hasta beber los sentires
de la locura.

Manía extraña
de ver las cosas en primera persona.

En fin…

Parece ser esas etapas donde se soslayan los instantes
para alcanzar el magma del albedrío.

Libertad
que se asoma a través del paisaje urbano
sin pronunciar los nombres.

Y te haces murceguillo
(Fabián Irusta/ Villa Maza, Argentina)

Allí,
colgado de los pies
entre las sombras que esperan el haz de tu ilusión.

Lejos de la luz…
Al cual rebosan los límites noctívagos
desde el silencio de tu corazón.

Donde a veces,
sabe a sórdidas intenciones.

¿Y por qué no aleteas a tu aire?
Si cuando pendes de los horizontes erguidos
pretendes amedrentar con la desnudez y con el silbido
del viento serpentino.

Aún así,
refieres estar expectante y en silencio, a la espera del no sé que,
o simplemente, embriagarte de las auroras fragmentadas.

Pues si supieras volar…
No rebosarías miserias y menos aún, adorarías las noches
como si fueses el dios de los quirópteros.

“FACES DO TEMPO surge como uma colectânea de poemas que passa por quatro períodos distintos.
Embora na sua essência global não se apresentem como um referencial direto a esses períodos,
o facto de os atravessarem determinou o nome que escolhi para definir esta obra poética.

É uma obra singela, mas que foi escrita por quem entende que escrever, por si só, é um ato de amor.

É também um livro em que eu revelo muitos estados de alma e de espírito, como só a poesia sabe revelar.”

(do prefácio)

«Cardos e Rosas» é o segundo livro de poesia de uma trilogia do poeta
JOSÉ MANUEL MOTA ASCENSO, que surge na sequência do seu
primeiro livro «Faces do Tempo» e segundo o autor nesta obra poética
«os cardos e as rosas carregam a emoção que a poesia concentra nas palavra».
O autor é da Figueira da Foz e reside em Leiria (PT).

Entardecer
(Mardilê Friedrich Fabre)

Assisto ao entardecer
da janela da varanda.
Vejo o sol desaparecer.
No céu, uma nuvem anda.

No alpendre, nossa alamanda
enroscada, quer viver.
Assisto ao entardecer
da janela da varanda.

Longe… ouço o sino tanger…
Perto… aroma de lavanda…
O lusco-fusco sorver
tanta beleza demanda.
Assisto ao entardecer…

Postado no Recanto das Letras
Código do texto: T2784261

Send this to a friend