Soneto XXXIV (Pablo Neruda)

Soneto XXXIV
(Pablo Neruda)

Eres hija del mar y prima del orégano,
nadadora, tu cuerpo es de agua pura,
cocinera, tu sangre es tierra viva
y tus costumbres son floridas y terrestres.

Al agua van tus ojos y levantan las olas,
a la tierra tus manos y saltan las semillas,
en agua y tierra tienes propiedades profundas
que en ti se juntan como las leyes de la greda.

Náyade, corta tu cuerpo la turquesa
y luego resurrecto florece en la cocina
de tal modo que asumes cuanto existe

y al fin duermes rodeada por mis brazos que apartan
de la sombra sombría, para que tú descanses,
legumbres, algas, hierbas: la espuma de tus sueños.

En Cien Sonetos de Amor/ Pablo Neruda, Editorial Losada S.A.,
Buenos Aires (AR), 7ª edição,1972, pág. 46.

Você pode gostar...

Send this to a friend